Yo también quiero una isla, pero en mi cocina

Así es, quiero una isla en mi cocina o una península. A todos los que nos gusta pasar tiempo en la cocina nos encanta esta idea. ¿Sabes lo agradable que es disponer de todo ese espacio?

Incluso los que no disfrutan tanto cocinando caen rendidos ante estos espacios. Y es que las cocinas son como los corazones de las viviendas ¿qué familia no se ha reunido en ellas algunas vez?

Un poco de picoteo, unas copas de vino y todos allí de pie alrededor del anfitrión. Pero yo no quiero eso, no quiero a la gente de pie. Yo quiero una isla en mi cocina y una vivienda más práctica.

interior cocina

Un buen anfitrión interactúa con sus invitados

Si tienes invitados en casa no puedes dejarlos solos en el comedor y encerrarte a terminar la comida. Tampoco es cómodo que estén de pie a tu alrededor. Por es una isla en la cocina resulta tan práctica.

Ellos pueden estar sentados tomando algo, pero todos reunidos en un mismo espacio. Podemos hablar y nos vemos las caras. Sin duda es mucho más distendido y cómodo.

Lo mismo pasa por las mañanas con los desayunos. Además te ahorras traslados y tiempo en general. Puedes preparar los alimentos, servirlos y seguir todos juntos en todo momento.

Y con la familia ni te cuento. Porque querrán ayudar y estar contigo mientras terminas las preparaciones, así que ¿qué mejor forma de hacerlo que así?

Una isla en la cocina es algo que debes disfrutar en algún momento

Llegas con la compra y lo dejas todo sobre la encimera y la isla de tu cocina. Y así dispones de mucho más espacio para preparar cada cosa y guardarla. ¿Te imaginas? Dos o incluso tres personas preparando algún plato.

Cada uno podría tener un espacio con una tabla o sus enseres y no molestarse. Todos juntos preparando la carne, las verduras y el postre. Porque lo mejor de las cocinas es el espacio de trabajo.

Lo malo es que ese espacio se nos queda corto en seguida. Colocamos la cafetera, el exprimidor, la tostadora y el robot de cocina ¿y ahora dónde piensas pelar las patatas o colocar la tabla para cortar el queso?

No podemos evitarlo ¡nos encanta! Nos encanta tener todo ese espacio para poder llenarlo cómodamente. Para poder compartirlo y, mientras tanto, poder disfrutarlo.

La cocina de mis sueños tiene una isla

Ahora ya sabes lo que es tener una cocina normal ¿cuándo llegará el momento de tener la que siempre has querido? Abre tus espacios, reforma tus estancias y vive cómodamente.

Una isla en la cocina o, si lo prefieres una península, es algo que gastarás cada día. En cada desayuno, comida y cena disfrutarás de ese pequeño paraíso a tu medida. Pide presupuesto y empieza ya a vivir como quieres.

una isla en la cocina